Proyecto: Patrimonio e integración social a nivel de los niños. El ejemplo del mercado de la Batte (Lieja, Bélgica)

Por: Rachel Dobbels.

El mercado, en Bélgica, se presenta como un “espacio comercial” muy antiguo. Por lo general, se coloca como centro de la escena, ocupa un lugar privilegiado en la memoria patrimonial, evoca la transmisión y el aprendizaje de prácticas culturales (de la Pradelle 1996). Puede percibirse desde este punto de vista como un lugar de integración social, sobre todo en Lieja donde las comunidades son muy numerosas y variadas, y que dan a la infancia un lugar especial. El mercado constituye en efecto un espacio único y muy peculiar en cuanto a las formas de hacer, de ser, de hablar o de construir relaciones sociales.

Asociar el mercado con el patrimonio implica poner de manifiesto ciertos rasgos característicos de este espacio – tiempo. Al valorizar el mercado como una forma de patrimonio local, de hecho, se ponen en relieve ciertas especificidades o más bien una cierta realidad construida en el mercado. Estas dimensiones deben tomarse en cuenta para comprender la construcción de las identidades y del lugar dado o no, en los niños, así como los papeles que desempeñan, o no, estos últimos. Si el mercado puede considerarse como un recurso para la integración social, también se presenta como una ventana para el patrimonio “en vías de construcción” accesible y directo, al alcance de la mano. El mercado es sinónimo de acceso a una determinada “cultura local” (formas de ser y de vivir) propia de las poblaciones, los grupos o las clases muy diferentes, pero modestas en su conjunto.

Desde el niño hasta el adulto, hacer las compras forma parte integral de la vida cotidiana de las familias y tiene la particularidad de reagrupar una gran variedad de personas (parejas, niños, padres, abuelos, amigos, personas que van solas, etc.) en un lugar y en un momento precisos. ¿Cuál es el lugar de la infancia y de los niños en tal configuración? ¿Qué papeles desempeñan? En comparación con otros espacios de aprovisionamiento, el mercado parece ocupar un lugar prominente para los niños. Representa un espacio que ellos pueden visitar, pero también un lugar en donde pueden descubrir, tocar, saborear, compartir, aprender, etc. En el mercado, los niños son por lo general considerados como individuos únicos. Ellos ejercen un cierto peso en el desarrollo de las actividades (y del tiempo concedido a estas últimas) de la familia, en la elección de productos (a los cuales ellos tienen acceso directo y con todos sus sentidos; Suremain y Cohn ed. 2015), pero también en la construcción de las relaciones sociales en el mercado (se habla de la infancia y de los niños, se les pide su opinión, e interactúan directamente en la relación comercial, tanto del lado de los padres como de los comerciantes, etc.). En el mercado, también encontramos niños detrás de los puestos. Ya sea que acompañen únicamente a sus padres o que los ayuden a hacer sus compras, los niños forman parte del mercado. Cabe preguntarse si el mercado constituye de cierta manera un doble espacio de aprendizaje: relaciones comerciales por un lado y relaciones sociales por el otro. ¿Los niños “hacen las compras” como los adultos? ¿Cómo los padres reconcilian el respeto a la ley y a los derechos del niño, y el trabajo de los niños en el mercado?

Es en el corazón del mercado que el proyecto intenta explorar las tensiones patrimoniales y sociales que sustentan la noción de “cultura infantil”. La observación de los niños que hacen las compras, o que trabajan allí, y los recorridos comentados e iconográficos nos permitirán identificar las representaciones de objetos materiales e inmateriales que pueblan los mundos infantiles. Los Talleres de patrimonio, por último, se organizarán para comprender el valor patrimonial que reviste el mercado en la imaginación de los niños.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search